.


“Oración Espontánea”

+Monseñor Claudio Páleka o.m.

Misionero Fundador

Otra vez todos aquí, algunos ya por varios años, otros por primera vez, para Celebrar el hecho más importante de la cristiandad: la presencia por siempre, permanente, hasta el fin de los días, de Nuestro Señor Jesucristo con nosotros.

……

Es un día en donde yo me siento inclinado a compartir con ustedes, o a leer en los corazones de ustedes, la necesidad de una “oración espontánea” a este Señor de la Vida. Porque Él, el Jesucristo que tanto amamos, amó la vida, y ama la vida, y está con nosotros, está en esta tierra con nosotros.

Esta tierra, que cuando niño, le permitió estar con los niños, y que cuando grande, lo llevó como un acusado a morir entre ladrones en una Cruz.

Oración espontánea

¡Señor, pienso que podría decirte por boca de todos ellos, cuánta necesidad tiene esta Iglesia, cada uno de nosotros, de esta presencia tuya en este día y siempre, de esta presencia tuya que es una presencia que, perdónanos Señor por la soberbia, llega al punto, al deseo de querer, con estas manos indignas, tocar ese Cuerpo herido, maltrecho, ese hábito de obrero pobre que por 30 años llevaste!

Pero también pienso en la necesidad que tenemos todos los hombres, ya no la Iglesia Mariavita, ya no la comunidad, de la presencia del Amor, de la presencia de Jesús. Y siento y creo, estoy convencido, que los que no han oído hablar de Él, o los que no han querido oír hablar de Él, lo buscan incluso con más sed que nosotros mismos.

Yo sé que el hambriento que tiene la realidad de un estómago que grita: ¡hambre, hambre!, en realidad está pidiendo eso que sacia definitivamente y que se llama Jesús. Sé también que el sediento que tiene una garganta en fuego, está pidiendo esa bebida que es Nuestro Señor Jesucristo, esa Agua de Vida. Sé también que el que, en estos tiempos busca la belleza, formándose quizá en institutos profanos, lo está buscando a Él.

El que busca la paz, lo está buscando a Él, porque sin Cristo en el corazón, todo hoy en día, se llama ataque de pánico. Pero también te pido Señor, porque lo leo, te pido que en este día nos permitas atrevernos a ver esos ojos, esos ojos queridos, que cuando están enojados (con nosotros todo el día), cuando están enojados nos matan de amor, y cuando están dulces nos hacen sangrar. Y también te pido, como representante de todos estos hermanitos, te pido oír hoy esa Tu voz, una voz que yo sé que cuando suena suave hace que todos los demonios salgan corriendo, y que cuando truena, encanta a los niños.

Te pido todo esto, y te pido también, Señor Jesucristo, en este día de presencia, porque esto es Jueves Santo, “día de presencia”, que tengas en cuenta que venimos, de caminos muy sinuosos y peligrosos, de estar en los abismos, en el filo de los abismos, y que venimos de situaciones en donde, aunque haya demonios, hay que reconocer que el peor mal lo hemos hecho nosotros, sobre nosotros mismos, porque somos ante todo, verdugos de nosotros mismos.

Te pido, Señor que veas estas limitaciones increíbles que tenemos, pero Tú has dicho: “aquel que esté solo, me tendrá; el que mueva la piedra, me encontrará”. Y es cierto que para mover la piedra se necesita un acto de voluntad, y nosotros lo tenemos; y hoy no lo vamos a tener en forma egoísta para nosotros, sino con la intención de que esa presencia de Nuestro Señor Jesucristo, se haga extensiva a un mundo que lo está necesitando realmente mucho más, con mucha más sed, que en aquellos momentos en que Él estuvo sobre la tierra. Porque sí es cierto que Él supo venir en el momento en que el Padre, con su infinita sabiduría lo decidió, también es cierto que hoy lo necesitamos todavía más, el mundo está en una circunstancia todavía peor, y es urgente Su presencia entre nosotros que, necesitamos tocarlo, y que necesitamos llevarlo, y que necesitamos que venga.

Yo sé que va a ser nuevamente Crucificado, y en cada uno de los días en que Él venga aquí hasta el fin de los tiempos. Yo sé que va a ser duramente injuriado y escupido; pero también sé, porque todavía hay quien todavía se acuerda de Él, hay quien todavía quiere seguirlo, también sé que cuando Él haya llenado a nuestros corazones de todo el amor posible, se lo vamos inmediatamente a devolver a Él.

¡Qué cosa increíble!

Él, nuestro amado, Nuestro Señor Jesucristo, murió en tortura por la falta de amor, la falta de amor de los hombres; y ahora qué dulce tortura el poderoso amor con que se nos viene a cada uno de nosotros, se nos entrega y nos mantiene en pie.

Hay mucha soberbia, hay mucha oscuridad, hay en nuestros corazones todavía mucho para correr. Pero hay un punto de humildad que está pidiéndole al Señor, hoy Jueves Santo: “¡ven Señor!, tira abajo la pared de este pecho, destruye la carne de este corazón, y hazme Señor en este día, un hombre nuevo, confírmame con tu Cuerpo humilde, que te tengo nuevamente”.

Yo sé Señor Cristo, que hoy lo vas a hacer posible para todos los que estamos acá. Por eso ¡Qué Gracia inmensa! qué alegría imposible de poder relatar la de un Jueves Santo, cuando todo se nos ha dado tan fácilmente.

Que sea esta noche, una noche soñada, una noche de amor, una noche en donde por fin, todo deseo, gracias a Él, sea satisfecho. Sed, hambre, amor, búsqueda, todo en Él, todo en Él.

Te amamos Señor Jesús, y sabemos, te lo confirmamos con la presencia de todos los hermanos en este día, que hoy tu entrega va a ser nueva, diferente y total.

Catedral de la VMRF

El Descanso del Cielo

Oficio de Jueves Santo - 28-03-2002

La Virgen intercede por la humanidad*
Oración

 Clavis Apocryphorum Novi Testamenti, Turnhour, 1992, pp.89-90

Oración de la Virgen en su Dormición. 
Dolores del Mundo


La Virgen purísima, Santa María dijo:

-Señor mío y Dios mío, escúchame ahora, pues ciertamente estoy saliendo de este mundo. Yo, que soy tu madre, te pido en nombre de tus siervos, los cristianos creyentes en tu nombre que están en este mundo, que les des tu amor y tu misericordia; que aceptes las oraciones de quienes se reúnen en tu nombre santo en todos los lugares y de los que vienen a ti con ofrendas en mi nombre y te piden en sus oraciones y en sus plegarias que les libres de todas adversidades y del pesar, (te pido) que les consueles, dales todo lo que piden y guárdales, Señor, de todas las asechanzas del Maligno.

¡Cúrales, Señor, de todas las enfermedades espirituales y corporales! ¡Bendice sus frutos y multiplica, Señor, su sustento! Haz crecer a sus hijos con bien, guíales (178 v) en todas (sus) buenas obras a lo largo de su vida en este mundo y dale (el) premio y (la) fortuna con todos tus santos en tu reino celestial. ¡Perdónales, Señor, todos sus pecados, líbrales de sus enemigos los demonios y ponlos en el rebaño santo, porque tú eres el buen pastor, compasivo y misericordioso! A los que te pidan en mi nombre, Señor, (otórgales) todo lo que te pidan en este mundo y en el venidero. ¡Oh, santo, del mismo modo que yo me he preocupado por ellos y los he guardado de noche y de día, no apartes tu rostro de ellos, según les has prometido, oh rico en misericordia, tú que mereces la gloria, el honor y la adoración, junto con tu Padre bueno y el Espíritu Santo, por siempre, amén!
Oración a 
San Cirilo de Antioquía 
obispo 
22 de julio 2017 




Hacer click en la imagen para agrandar


ORACIÓN
a
Santa Eduvigis de Silesia




Oración 

Santa Catalina de Siena 
Doctora de la Iglesia 



hacer click para agrandar 
MENSAJE PARA 
EL CORAZÓN ENTENDIDO 

+MEM om VMRF 



hacer click sobre la imagen para agrandar





HERMANOS 

+MEM om VMRF 
Misionera Fundadora 



hacer click sobre la imagen para agrandar 


"San Pascual Baylón"
Festividad
17 de mayo 






hacer click sobre la imagen para agrandar



hacer click sobre la imagen para agrandar

"La Coraza de San Patricio" 



 traducción literal de un antiguo texto irlandés. Poderosa oración de protección ante las distintas adversidades de la vida cotidiana y los combates espirituales.

Me levanto hoy
Por medio de poderosa fuerza,
la invocación de la Trinidad,
Por medio de creer en sus Tres Personas,
Por medio de confesar la Unidad,
Del Creador de la Creación.

Me levanto hoy
Por medio de la fuerza del nacimiento de Cristo y su bautismo,
Por medio de la fuerza de Su crucifixión y su sepulcro,
Por medio de la fuerza de Su resurrección y asunción,
Por medio de la fuerza de Su descenso para juzgar el mal.

4 de febrero de 1996 
El Descanso del Cielo 


imagen original  archivo 
Iglesia de los Mariavitas VMRF
Arzobispado de habla hispana 


Texto Revelación +Monseñor Claudio Páleka
Obispo Misionero Fundador 


hacer click sobre el texto para agrandar 



Oración de La Perla de San Efrén 
VMRF



«La puse (la perla), 
hermanos míos, 
en la palma de mi mano 
a fin de contemplarla. 
La observé por todos los lados:  
tenía el mismo aspecto 
por todas partes. 
Así es la búsqueda 
del Hijo, inescrutable, 
pues toda ella es luz. 
En su limpidez vi al
Límpido,
al que no se opaca; 
en su pureza, 
vi un gran símbolo:  
el cuerpo de nuestro Señor, 
inmaculado. 
En su indivisibilidad vi la Verdad, 
que es indivisible» 
(Himno Sobre la Perla 1, 2-3).
Oración 
Juliana de Norwich
Mística anacoreta 
inglesa


Para la angustia y los miedos

Así, mientras declina la luz 
en una tarde de invierno, en una capilla apartada 
la historia es ahora y es "Aquí". 
Con la atracción de este Amor y la voz de esta Llamada 
[•••I 
Aprisa, aquí, ahora, siempre... 
Estado de simplicidad completa 
(que cuesta nada menos que todo) 
y todo acabará bien, y 
cualquier cosa, sea cual sea, acabará bien 
cuando las lenguas de llama se entrelacen 
en el nudo de fuego coronado 
y el fuego y la rosa sean uno


Santa Gertrudis la Grande
(1256 +1301)
Fiesta 16 de Noviembre
Religiosa de clausura, virgen, vidente del 
Sagrado Corazón.



Jesús a Sta. Gertrudis:

“Nada me da tanta delicia como 
el corazón del hombre, del cual 
muchas veces soy privado. Yo 
tengo todas las cosas en
 abundancia, sin embargo, cuanto
 se me priva del amor del corazón 
del hombre” 


Santa Gertrudis, le preguntó a San Juan porque, habiendo reposado su cabeza en el pecho de Jesús durante la última cena, no había escrito nada para nuestra instrucción, sobre las profundidades y movimientos del Sagrado Corazón de Jesús. San Juan le respondió: “Mi ministerio en ese tiempo en que la Iglesia se formaba consistía en hablar únicamente sobre la Palabra del Verbo Encarnado...... pero en los últimos tiempos, se les está reservado la gracia de oír la voz elocuente del Corazón de Jesús. A esta voz, el mundo, debilitado en el amor a Dios, se renovará, se levantará de su letargo y una vez más, será inflamado en la llama del amor divino”



Oración de Sta. Gertrudis

"Por tu Corazón herido, querido
 Señor, traspasa el mío tan 
profundamente con el dardo de Tu 
amor, que ya no pueda mas 
contener cosas terrenas sino que
 sea gobernado tan solo por la 
acción de Tu divino amor."



Oración para las almas 
del purgatorio


Padre eterno, yo te ofrezco la 
preciosísima sangre de tu Divino 
Hijo Jesús, en unión con las misas 
celebradas hoy día a través del
 mundo por todas las benditas 
animas del purgatorio por todos los 
pecadores del mundo. 
Por los pecadores en la iglesia
 universal, por aquellos en propia
 casa y dentro de mi familia. Amén


El Señor le dijo a Sta. Gertrudis que cada vez que rezara esta oración, pudiese librar 1000 almas del purgatorio.



Santa importante en la historia de la devoción al 
Sagrado Corazón.



Oración ante las muertes súbitas e inesperadas

"Deseo con toda el alma tener el
 consuelo de recibir los últimos
 sacramentos, que dan la salud; sin 
embargo, la mejor preparación para la 
muerte es tener presente que Dios 
escoge la hora. Estoy absolutamente 
cierta de que, ya sea que tenga una 
muerte súbita o prevista, no me faltará
 la misericordia del Señor, sin la cual no 
podría salvarme en ninguno de los dos 
casos."

Te lo pedimos Señor por la intercesión
 de tu Santa Gertrudis. Amén

Oración a
Santa Inés de Montepulciano


Taller Hermanos Cabrera/Manuel Palacios, pintor/Antonio Palacios, intermediario. Santa Inés de Montepulciano. Ca. 1837/1841. Óleo. Tela. Pintura al óleo. 214 cm x 234 cm. Serie El Santoral Dominico. Sacristía Iglesia de la Recoleta Dominica. N° de Inventario 97.0400.




“Santa Inés de Montepulciano, 
intercede ante Nuestro Señor, 
para que recibamos la gracia de la humildad y así, 
imitando la mansedumbre y la humildad del Cordero de Dios y 
participando de su Santa Pasión, 
alcancemos el Reino de los cielos. Amén”.
Sábado 19 de marzo 
Sexto día 


Él - Encuentro
Con Dios, el de Él-burrito
¡Hosanna en mi corazón!

"Es Él quien me glorifica cuando yo le glorifico.
 Es Él quien me adora cuando yo le adoro".
 Texto sufí. 
Viernes 18 de marzo 
Quinto Día de Marcha
Peregrinamos a Jerusalem 



Madre Nuestra nos acompaña y ofrece al Señor, 
Su pequeña Obra de Amor VMRF.
Damos gracias a la Madre de Dios por ser Nuestra Madre y por guiarnos en El Camino Blanco de la Salvación.
 Meditamos en La Gracia de ser amados por Dios. 
La Creación clama: 
"¡Hosanna al que viene sentado en un burrito! 
¡Hosanna Dios de la Vida!"


En este cuarto día de peregrinaje 
Rezamos la Oración del Primer día
"Señor, entra a este burrito que soy....
Jueves 17 de marzo 
Cuarto día de marcha
Peregrinamos a Jerusalem


¡El sol de Justicia! Se nos impone Dios en Su esplendor y magnificencia. No se puede no salir al encuentro.
 ¡Hosanna, Bendito es el Señor, Rey del Universo!
Confianza y entrega, los ramos de este día

En este cuarto día de peregrinaje 
Rezamos la Oración del Primer día

"Señor, entra a este burrito que soy....
Miércoles 16 de marzo 
Tercer día de marcha
Peregrinamos a Jerusalem



Una luz comienza a brillar en nuestro interior.
 "¡Esperanza!"
Se nos impone Él-vuelo. La vida llama a La Vida. 
¡Hosanna en las alturas!

En este tercer día de peregrinaje 
Rezamos la Oración del Primer día

"Señor, entra a este burrito que soy....

Martes 15 de marzo
Segundo día 
marcha
 con San Cristóbal
Peregrinamos a Jerusalem 



El santo de la Naturaleza, nos conduce con palmas al encuentro del Rey de la Gloria, como él llevamos como ofrenda al Señor, el "pequeño milagro" que Dios ha hecho por nosotros en este año.  ¡Hosanna Hijo de David!

En este Segundo día de peregrinaje 
Rezamos la Oración del Primer día

"Señor, entra a este burrito que soy....

Lunes 14 de marzo
Saliendo del desierto
Primer día de marcha
Peregrinamos a Jerusalem 



Hacer click para agrandar 



Quince días para el Ángel de la Resurrección, 15, el número que lo completa todo, que guarda el misterio hacia el que vamos. Seis días para la Entrada de Jesús en Jerusalem, para nuestra entrada en Jerusalem.
 Primer ejercicio: cinco motivos personales por los que queremos ir ante la presencia de Jesús y reconocerlo como Maestro. 
Qué dice mi corazón? Por qué quiere ir? 
Meditamos con 
pasta y cirio de Jerusalem 

Árbol del Huerto de los Olivos

15 días de marcha para llegar a Él-Ángel de la Resurrección. En este, el primero, buscamos cinco motivos personales por los que queremos estar presentes en la entrada de Jesús a Jerusalem. 
Cinco motivos por los que queremos gritar
 ¡Hosanna, es El Señor!






Hacer click para agrandar




Hacer click para agrandar

Oramos desde el 24 de agosto 
por
La Obra de la VMRF en estos tiempos de oscuridad
estar acompañados con la Luz de  un Cirio Alquímico 



Hacer click para agrandar imagen 


Oración a San Ignacio de Loyola
en la Voz de Guadalupe Farias Gómez




Antigua Oración 
a Santa Juana de Arco 
VMRF




Para pedir la Perseverancia  en La Fe

Ante tus enemigos, ante el hostigamiento, el ridículo y la duda, te mantuviste firme en la fe. Incluso abandonada, sola y sin amigos, te mantuviste firme en la fe. Incluso cuando encaraste tu propia muerte, te mantuviste firme en la fe. Te ruego para que yo sea tan inconmovible en mis creencias como tú lo fuiste, Santa Juana. Ayúdame a ser consciente de lo vale la pena ganar cuando soy constante en perseverar. Te ruego que me acompañes en mis propias batallas. Ayúdame a mantenerme firme en la fe. Ayúdame a confiar en mis habilidades para actuar bien y sabiamente. Amén.


Santa Catalina de Siena





  Santa Catalina de Siena
¡Oh Trinidad eterna! 
Tú eres un mar sin fondo en el que, cuanto más me hundo,
 más te encuentro; y cuanto más te encuentro, más te busco todavía.
 De ti jamás se puede decir: ¡basta!
 El alma que se sacia en tus profundidades, te desea sin cesar, 
porque siempre está hambrienta de ti, 
Trinidad eterna; siempre está deseosa de ver tu luz en tu luz. 
Como el ciervo suspira por el agua viva de las fuentes,
 así mi alma ansía salir de la prisión tenebrosa del cuerpo, para verte de verdad...
¿Podrás darme algo más que darte a ti mismo? 
Tú eres el fuego que siempre arde, sin consumirse jamás.
 Tú eres el fuego que consume en sí todo amor propio del alma;
 tú eres la luz por encima de toda luz...
Tú eres el vestido que cubre toda desnudez, 
el alimento que alegra con su dulzura a todos los que tienen hambre.
 ¡Pues tú eres dulce, sin nada de amargor!
¡Revísteme, Trinidad eterna,
 revísteme de ti misma para que pase esta vida mortal 
en la verdadera obediencia y en la luz de la fe santísima, 
con la que tú has embriagado a mi alma!

Oración del afligido®
VMRF
+MEM o.m. VMRF 
1999






Oración Jueves Santo®
2010




Oración de Mr. +Claudio Páleka
La Casa VMRF®
Circa 1990-1991
Cuando era Sacerdote